Ahorra tiempo y dinero con estos controles!

 

verdura con photoshop

¿Qué controles podemos hacer para mantener dentro de nuestros estándares la materia prima que utilizamos en nuestra empresa?


Sin duda, el control de proveedores es uno de los grandes problemas de los servicios de alimentación así como cualquier otro negocio relacionado con los alimentos.
La entrega de la materia prima en tiempo y forma, el cumplimiento de los requisitos de calidad acordados entre las partes, y un largo etcétera, son problemas habituales al que te puedes enfrentar. Esto sumado a que muchas veces el personal encargado de la recepción no está debidamente capacitado, nos da un panorama un tanto desalentador.


¿Pero qué podemos hacer?


Te voy a dar algunos análisis fáciles de realizar para controlar la recepción de las materias primas y así poder rechazar a tiempo la mercadería que no cumple con los requisitos pedidos:


-Análisis organolépticos: son los análisis más básicos y que no necesitan ningún instrumento más que los sentidos humanos (vista, tacto, oído, olfato y gusto).
Los análisis visuales se utilizan mucho en la recepción de cereales, semillas, frutas y verduras, donde a un golpe de vista podemos identificar insectos, larvas, suciedad como piedritas, polvillo, astillas,etc. Además se puede observar aspecto, tamaño, color, signos de maltrato como muescas, golpes, entre otros.
En las carnes, se ve color de la carne y la grasa y hematomas por golpes.
El tacto es un buen ayudante a la hora de comprobar estado de madurez, tamaño, grado de suavidad o aspereza, elasticidad o dureza.
Sin duda el olfato es el gran indicador del buen o mal estado de un producto, de su descomposición o frescura. A través de él podemos detectar signos de rancidez, envejecimiento, putrefacción.
El oído y el gusto son un poco menos usados que los anteriores pero también pueden ser utilizados para controlar algún parámetro.


Por supuesto, que todo esto va a depender del tipo de materia prima que tengas que controlar. Puedes realizar una combinación de controles o uno solo de acuerdo al producto que recibas.


– Análisis de temperatura: utilizando un termómetro (pinchacarne) podemos controlar la temperatura de los alimentos que necesitan mantenerse fríos.
Cuando se recibe un alimento que debe mantener una cierta temperatura no sólo debemos controlar la temperatura del producto a su llegada sino también la temperatura del transporte para verificar que se mantuvo la cadena de frío durante el traslado.


-Control del transporte: controlar el vehículo y al transportista puede brindarnos mucha información. Acá puedes verificar el estado higiénico del transporte, cómo está distribuida la mercadería dentro del mismo, estado higiénico del conductor, puedes pedirle su libreta sanitaria y obviamente, antes de aceptar nada comparar la orden de pedido con el remito para comprobar que lo que se encargó es lo que realmente enviaron.


-Control integridad de envases: siempre debes verificar que las materias primas envasadas mantengan íntegro su envase, sin pinchaduras, roturas o abolladuras. Además que se encuentren limpias sin que se observen derrames, manchas, salpicaduras, etc.


-Control de rótulo: todos los productos deben estar debidamente rotulados, deben tener su fecha de elaboración y de vencimiento visibles y legibles y debe figurar el número de establecimiento elaborador (RNE) así como número de producto (RNPA), si es un producto elaborado también debes ver que tenga la lista de ingredientes y el peso.

 

Estos controles son los más básicos que puedes implementar tú mismo para comenzar ya a controlar la recepción de tus materias primas y tener un mínimo control sobre tus proveedores.

En una segunda instancia se pueden incorporar análisis físicos, químicos y microbiológicos para tener bajo control esta etapa de tu proceso, para lo cual podrás pedir ayuda y asesoramiento a un profesional.


Ten en cuenta que con unos simples controles ahorrarás tiempo, dinero y mantendrás la calidad de tu producto/servicio final.

 

Toma el control de tu recepción de materia prima poniendo en práctica estos análisis básicos, rápidos y fáciles.

 

Cuéntame, ¿empleas actualmente algún control en tu recepción? Espero tus comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.